¿CÓMO ORGANIZAR UN VIAJE A JAPÓN EN FAMILIA?

kamamakura

Si han decidido dar el salto al otro lado del globo y visitar el país del sol naciente, creo que este post podría interesarles.

Tengo que decir, que en realidad es un país que te lo pone todo bastante fácil, incluso, existiendo la barrera del idioma no tendrán ningún problema (al menos, esa fue nuestra experiencia).

Antes que nada, hay un factor que influye bastante y es en la época en la que tengan pensado viajar. Diría que cualquiera es adecuada, es más, me atrevo a decir, que hay que visitar Japón en todas las estaciones del año y cuanto más tiempo, mejor.

No me quiero ni imaginar, lo bonito que debe ser en primavera viendo el Hanami, (lo que conocemos como los cerezos en flor) o ver la aldea de Shirakawa-go nevado en pleno invierno, debe ser una maravilla para los sentidos.

hanami2

hinamizawaw01

Así es como conocimos nosotros Shirakawa-go.

blog-familia-jones-japon

Hacemos hincapié en esto, por una sencilla razón. Los meses de temporada alta, mayormente los meses de Julio y Agosto, dónde, la mayoría de los occidentales cogemos nuestras vacaciones, los lugares de interés están bastante abarrotados.

Lo curioso es, que nosotros viajamos en pleno mes de Julio y aunque en los distintos foros que leía ya nos avisaban sobre esto, todos los lugares “famosos” de “interés”, estaban repletos a ciertas horas del día, pero los únicos occidentales éramos nosotros.

A excepción, de la Isla de Miyajima, que había turista a cada paso que dabas y Osaka, que a nuestro gusto, se distancia mucho de lo que es el concepto de Japón. Nada malo, sólo que en algunos momentos en la zona del Dotonbori, llegamos a sentirnos como si estuviésemos en Bangkok.

Isla de Miyajima

blog-familia-jones

Dotonbori

blogfamiliajones2

El inconveniente de que un lugar tenga tanto auge, son los precios. Si quieren conseguir tanto vuelos como estancias a precios razonables, sí que aconsejamos, que no se dejen dormir y lo cojan con la mayor antelación posible. En cada post de la ruta pondremos cada uno de los lugares donde nos hemos hospedado.

Si están en proceso de organizar sus vacaciones, nosotros los vuelos los solemos buscar en SKYSCANNER, eso sí, una vez lo encontramos, hacemos directamente la compra con la compañía aérea con la que vamos a volar, más que nada, para evitar intermediarios si tenemos algún problema.

Tanto compañías como Turkish Airlines hasta Aeroflot sacan bastantes ofertas. Nosotros volamos con Aeroflot y nuestra opinión es buena, cierto es, que el menú vegetariano no es muy apetecible (puedes elegir tu menú si tienes alguna dieta especial desde su página web) y que los rusos nos transmitieron ser algo secos, pero en líneas generales se vuela muy bien con ellos.

Las estancias siempre las cogemos con BOOKING.COM, hay muchas más alternativas en este tipo de web, pero ya son muchos años reservando con este buscador, somos clientes genius y con ello conseguimos bastantes ofertas. Y algo muy importante, jamás hemos tenido ningún problema, al contrario, cualquier incidente nos lo han resuelto en el momento.

Para moverse por Japón la mejor opción es hacerlo en Shinkansen, trenes de alta velocidad. Es una alternativa bastante recomendable para aquéllos que quieran recorrer y no gastarse un dineral en transporte (aunque debemos admitir que es una de las cosas que hace bastante mella en el bolsillo) hacerse con un Japan Rail Pass.

blog-familia-jones-5

Japan Rail Pass

El Japan Rail Pass debe adquirirse en el país de origen, es decir, deben llevarlo ya desde casa. Lo pueden comprar en esta web: JAPAN RAIL PASS (nosotros lo hicimos con ellos y fue todo perfecto, llegó en la fecha que nos habían dicho y no hubo ningún problema). La web lo detalla muy bien, pero les daremos nuestro punto de vista.

Te alivia mucho porque ya es un gasto que haces previo al viaje, eso sí, deben tener en cuenta que el Japan Rail Pass no sirve para el metro, a excepción de la línea circular Yamanote. Sólo lo pudimos usar en una ocasión y creo, que más bien, fue porque el revisor no sabía inglés y al verse en el apuro, nos dejó pasar.

Para el metro lo mejor es hacerse con una tarjeta SUICA. Ésta tarjeta también la venden en la web que les dí antes, o por el contrario, la pueden comprar allí. Se compra en el mostrador del aeropuerto justo antes de la entrada para coger el Narita Express.

La SUICA no sólo sirve para ticar en el metro o tren, también puedes pagar en establecimientos como 7Eleven, konbini o las máquinas expendedoras que encontraran por todo Japón. En el momento que se hacen con ella, deben saber, que si la coges de 2000 yenes (es el mínimo) por ejemplo, 500 se quedan de depósito.

Lo puedes recuperar una vez acabes tu viaje yendo a la misma oficina para que te hagan el reembolso, eso sí, deben devolver la tarjeta.

suica

Noah enamorado de la chica de la máquina expendedora 😛

blog-familia-jones6

gukftukEs una tarjeta para cada persona, no pueden comprar una e intentar acceder al metro ticando dos veces no les dejarán.

Las tarjetas se recargan en la misma estación de metro, en estas máquinas, asegúrense que pongan suica (tienen opción en inglés).

img_3734

Volviendo al Japan Rail Pass creemos que es una buena alternativa, puedes ir a cualquier punto de Japón y tan solo con el trayecto de Tokio a Kioto ya lo amortizas. Además es muy cómodo, simplemente lo enseñas al revisor y pasas.

Eso sí, el Japan Rail Pass que te llega a casa es solo el comprobante, cuando lleguen a Japón deberán activarlo, ya sea, según pisen el país en la oficina del aeropuerto (si tienen pensado usarlo desde ese mismo momento) o por el contrario, si lo quieren hacer al cabo de unos días deberán ir a la oficina que se encuentra en Tokio Station.

Lo pueden comprar por 7, 14 o 21 días dependiendo cuál se ajuste más a su viaje. Obviamente según los días varia el precio. Deben saber que sirve para todos los shinkansen a excepción del Nozomi y Mizuho que son los más rápidos de las líneas Tokaïdo y Sanyo.

gukftukEl Japan Rail Pass funciona en días consecutivos y desde el momento que lo actives. Me explico, si ustedes lo activan hoy día 6 de diciembre y lo han comprado por 14 días de duración, éste tendrá validez hasta el 19 de diciembre. No empezamos a contar desde el día 7 si no desde el propio 6 de diciembre.

Los días que quieran coger es algo subjetivo, todo depende si están dispuestos a complicarse un poco más o por el contrario, ir con el Japan Rail Pass para todos los días del viaje y evitar un esfuerzo extra.

Como nosotros somos de movernos bastante e intentamos economizar lo posible, cogimos el de 7 días y organizamos nuestra ruta de 17 días por el país coincidiendo los trayectos largos con el Japan Rail Pass, y mientras estábamos en Tokio nos movíamos con la SUICA (aunque repito, que el transporte no es algo barato en Japón).

Y algo muy importante para los papis los niños no pagan hasta los 6 añitos, nada de nada.

Documentación

Para viajar a Japón no se necesita visado siendo español (para otros países mejor consultarlo en la web), siempre que las razones sean por turismo y por un periodo inferior a 90 días. Se necesita pasaporte y debe ser de una validez nunca a inferior a 6 meses.

Los niños también necesitan pasaporte, no vale el libro familia, aunque nosotros siempre lo llevamos y también, aunque no es necesario, antes de un viaje, acudimos al registro civil para pedir un certificado literal de nacimiento de Noah.

No es algo obligatorio, en absoluto, a no ser que viajes a Sudáfrica, pero no cuesta nada llevarlo e ir más tranquilos. Al igual que la cartilla de vacunación, aunque no necesiten vacunas para el viaje siempre es bueno llevarla.

No necesitan más documentación, salvo, dos papeles que se entrega a cada pasajero antes de aterrizar, deben rellenarlos con sus datos y en el momento de pasar el control deberán entregarlo al oficial, tomaran huellas dactilares, una foto y pondrán pegatina en sus pasaporte y ya pasan a recoger maletas, seguido, un oficial les preguntará si tienen algo que declarar.

A los niños menores de 16 años no les cogen huellas ni foto, pero asegúrense de que las azafatas les dan también los respectivos papeles para rellenarlos con los datos del niño. Aunque les digan que no hace falta, se los pedirán en el control.

Divisas

Antes de irnos a Japón cambiamos dinero en nuestro banco, por miedo a llegar el primer día y vernos sin nada en el bolsillo. Grave error por nuestra parte. No lo hagan. Según recogen maletas en el Aeropuerto de Narita, a mano derecha, tienen una oficina de cambio. Justo en frente tiene una mesa con papales color blanco y naranja, deben coger uno y rellenarlo con sus datos y con la cantidad de dinero que quieran cambiar, es necesario presentar pasaporte. por lo tanto no lo guarden muy al fondo una vez pasen el control. Aunque se suele decir que en los aeropuertos la tasa de cambio no es muy buena, siempre es mejor a la que te hacen desde aquí y al final no vas a utilizar ese dinero hasta que salgas del aeropuerto.

blog-familia-jones7

Y no tengan apuro, hay oficinas repartidas por todas las ciudades, nosotros nos guiábamos por la lonelyplanet o directamente preguntábamos en el hotel, aunque en algún hotel que otro nos encontramos máquinas para cambiar divisas y es todo un puntazo.

Una forma de ver el valor del yen con respecto al euro es quitando los últimos ceros al precio que te den en yen. No es lo más exacto, pero para nosotros fue una forma de hacernos una idea del precio de las cosas y no sacar la cartera tan rápido.

Si algo costaba 1000 yenes quitábamos los dos últimos ceros,  y así sabíamos que lo que comprábamos valía “más o menos” 10€. Lo dicho, no es lo más exacto, pero ayuda para hacerse una idea.

gukftukLas oficinas de cambio de divisas en las ciudades tienen un horario de cierre, no es el caso de la oficina de cambio del aeropuerto, podrás cambiar siempre que quieras. Ya sea desde el propio establecimiento o desde las máquinas habilitadas (muy fáciles de usar).

Con respecto a las tarjetas debemos decir que nosotros no utilizamos. Cuando se viaja, siempre es bueno tener una visa a buen recaudo por lo que pueda suceder.

En Japón ocurre que el uso de tarjetas extranjeras no está muy extendido, a excepción de lugares como 7Eleven y poco más (también depende de cada banco) conocemos personas que no han tenido ningún tipo de problemas.

Nosotros llamamos a nuestra tarjeta y no nos aseguraban 100% que pudiésemos hacer uso de ella, por lo tanto, llevamos todo el dinero en efectivo. Lo bueno de esto es que evitamos la propia comisión de la tarjeta más el que te aplican por el cambio de divisa.

Horario

La diferencia horaria de Japón con respecto a España es de 8 horas más. Yendo hacia el este siempre aumentamos horas y hacia el oeste restamos horas.

Sanidad

Aquí vamos a partir de la base de que nosotros nunca viajamos sin seguro, da igual si el destino es Europa, siempre lo llevamos contratado. Obviamente estás de vacaciones y lo que menos esperas es que vaya a pasar algo malo, es más, somos muy conscientes de que los seguros se llevan mucho presupuesto y nunca se usan, o no suelen usarse. Pero supongamos que te haces un esguince y el dolor te mata, no puedes ni caminar.

Está claro que al médico debes ir sí o sí, a no ser… que seas un erudito y sepas tratarte tú solo. Y no nos vale el ibuprofeno y un mal vendaje. Te queda el resto del viaje y obviamente, así no vas a poder continuar, te decides a ir al médico.

Si hablamos de países como India, posiblemente, podrás hacer frente a la factura, pero si hablamos de lugares como es Japón, ya te decimos que te costará digerirla, eso siempre y cuando sepan que eres capaz de hacer frente a la factura.

No sería la primera ni la última (hablo en general, no sólo de Japón) de personas que se quedan sin ser atendidas por el simple hecho, de que ningún médico o centro te atenderán hasta que no vean que pagas.

Pero la cosa no acaba aquí, cuando contraten un seguro deben ser muy conscientes de la cobertura, preguntarlo todo por muy pesados que puedan parecer. Y digo esto, porque la mayoría de seguros de viajes son de copago.

Eso significa, que ellos te van a dar cobertura, pero primero debes abonar la factura y te lo reembolsarán al cabo de los días en tu cuenta. Para nosotros estos seguros es como la pescadilla que se muerde la cola. Vas asegurado sí, pero… si el incidente te pasa al final del viaje cuando ya has gastado tu presupuesto, ¿qué haces?

Si les sirve, nosotros contratamos seguro anual a través de INTERMUNDIAL. Nunca hemos tenido que usarlo en lo que se refiere temas de salud (esperemos seguir así), pero sí con una anulación de unos billetes y actuaron correctamente.

Este seguro lo contratan por internet y te permite muchas opciones, puedes aumentar cobertura, tiempo, personas… A nosotros nos sale más rentable, siendo familia, cogerlo por un año que para un viaje específico.

Tanto para nosotros y especialmente para Noah llevamos preparado un botiquín. Para nosotros pues cosas como el paracetamol, ibuprofeno, enantyum y antibióticos de amplio espectro como es la amoxicilina.

Y en el caso de Noah, antes de cada viaje, le pedimos a su pediatra que nos haga una receta con todo lo que cree conveniente llevar en el botiquín.

Más o menos ésto es lo que solemos cargar:

Reuterí, por si en algún momento le da diarrea.

Dalsy, para la fiebre y si tiene algún dolor (aunque nosotros nunca se lo hemos dado, pero siempre cargamos con él)

Paracetamol, es lo que solemos darle a Noah, si alguna que otra vez, ha tenido unas décima de fiebre.

Mucosan, esto ya es cosecha propia, pero me gusta llevar un jarabe para el catarro, por si durante el viaje, con los cambios de temperatura, empieza con la tos. No tengo por costumbre medicar a Noah y por suerte, contamos con el correo de su pediátra, pero ante la duda, lo llevamos y siempre podremos mandarle un email.

Sueros orales, se los solemos llevar tanto en polvos como ya preparados con sabor a fresa. Creo que es una cosa a tener en cuenta, no soy yo una experta, pero sí que me quedo más tranquila. Mas que nada, me apura mucho que se ponga malito de la barriga y no pueda hidratarlo bien.

Suero fisiológico, en cantidades industriales, tanto para Noah como para nosotros.

Gotas para los oídos, muy importante tanto para Noah como para mí.

Repelente de mosquitos y bichos varios, aunque en Japón no tuvimos ningún problema, a excepción, de los abejorros (son enormes, suelen estar en las zonas verdes y te siguen hasta la saciedad). Por eso nos gusta cargar con un repelente, al igual, que con una crema para las picaduras de insectos. Suelen aconsejar comprarlo en el país de destino, pero aún así nos sigue pareciendo buena idea llevarlo desde casa.

El relec infantil es el que hemos usado con Noah. También, nos hicimos con unos parches que venden en farmacias, son infantiles  y se ponen debajo de la ropa. Están muy bien porque son pequeños, no se notan y desprenden un olor que ahuyenta a los mosquitos. Se lo ponía a Noah todos los días y  una servidora también los usaba (debo tener la sangre muy apetecible porque me acribillan)

-Tiritas, unas tijeras, pinzas, unas gasas, protector solar y una pomada cicatrizante para las heridas.

Creo que no me dejo nada. Algo muy importante, es conveniente que a la hora de hacer el botiquín guarden los prospectos de todos los medicamentos, más aún, si no tienen pensado facturarlos.

Los medicamentos siempre los llevamos con nosotros, no queremos estar en la situación, de necesitar algo y no tenerlo a mano (pueden extraviarse las maletas o romperse algún frasco), por lo tanto, es mejor asegurarse de llevarlo con ustedes y si en algún momento, al pasar el control, les preguntan que es, puedan enseñarle el prospecto.

Dejando a un lado el tema seguros y botiquín, para ir a Japón no se necesita ninguna vacuna, más bien, diría, que la necesitábamos nosotros de vuelta a España. ¡Vaya país más pulcro! Daba gusto ir a sus baños públicos.

No es el post donde debería hablar de estas cosas, pero… ir a un baño en medio de la nada, que no solo se limpia a él mismo también a ti, ya me entienden… y para colmo, te acompaña una música relajante y celestial para que nadie que entre oiga tus menesteres, es de una sociedad digna de admirar.

blog-familia-jones-9

(Perdonen las cholas/chanclas se nos colaron en la foto)

Y lo mismo se puede decir de la manipulación de la comida, nada malo que objetar, al contrario. Es posible beber agua de las jarras, es más, deberían hacerlo, son completamente gratis y te las dejan preparadas con hielo y limón. Los primeros días por miedo sólo bebíamos nosotros y a Noah le daba agua embotellada, al final del viaje bebía igual que nosotros y sin ningún problema.

Seguridad

En este tema no le voy a prestar mucha atención. Es el país que más seguros nos hemos sentido con diferencia. Es más, yendo de camino a Kamakura se nos quedó la mochila en el suelo de la estación con la cámara de fotos, gopro, móviles y alguna que otra cosa sin valor. Nos fuimos y en medio del camino nos dimos cuenta que no teníamos la mochila.

Tuvimos que bajarnos del tren, cambiarnos de andén y coger el siguiente de vuelta. Cuando llegamos pensé para mí misma -esto no lo volvemos a ver más- había pasado mucha gente y siento decir esto, pero sé que en España es un visto y no visto.

Cuando volvimos, no sólo, estaba nuestra mochila, es que el revisor estaba esperando por nosotros. Alguien la encontró y se la llevó a la garita.

Por lo tanto, en este punto sólo diré, que llegábamos al hotel sobre las 11 de la noche, caminando por zonas solitarias y menos iluminadas, jamás sentimos inseguridad, miedo o respeto, en absoluto. Eso no quiere decir que no apliquemos el sentido común, pero con toda certeza se puede ir tranquilo por las calles de Japón.

Shinjuku a las 10 de la noche e íbamos muy tranquilos.

blog-familia-jones22

Transporte y los enanos

Mucho nos han preguntado si es verdad eso de que es imposible ir en tren o metro con el carrito del niño. Sí y no. Me explico, tanto los trenes como el metro suelen ir repletos y más en las horas puntas.

Pero contamos con algo a favor y es que los japoneses son muy amables y más si vas con niños, ellos van a hacer lo posible por hacerte un hueco y muchos se levantarán para dejarte paso. Nos ocurrió muchas veces cuando Noah se empeñaba en que quería el pecho.

Sí que es verdad, que en algunas estaciones nos costaba encontrar un ascensor, y por acortar tiempo ya que llegaba el tren en segundos (siempre son puntuales) cargábamos con el carro. Puedo asegurar que algo de brazo sacamos entre eso y las mochilas.

Yo no llevé fular ni la mochila, primero porque Noah ya se cree tan mayor que quiere ir a su aire, el carro te permite cargar con bastantes cosas y no llevarlas tú encima ( muy recomendable llevar una mantita y rebeca una vez se entra en los trenes, el aire acondicionado hiela) y los meses de verano hace muchísimo calor. Estábamos siempre sudando y si encima ya te pegas el niño al cuerpo, terminan como pegatinas.

Los momentos trenes son muy divertidos, soy mami Rambo 😛

 Comida para niños

El año pasado cuando estuvimos en Islandia siendo Noah más pequeño sí que llevamos la babycook, pero este año, como ya decía antes, él está más grande y come lo mismo que nosotros.

Si piensan viajar con un bebé, la babycook es muy buena alternativa, más que nada, que en cualquier supermercado podrás comprar fruta y verdura, en un momento se te hace y si estás en un hotel puedes meterlo en la nevera del minibar para que se conserve.

Si no quieren hacer ese gasto, ellos son muy amables y no tendrán inconveniente en ayudarles en todo lo que necesiten, además, en las tiendas pueden encontrar una zona con potitos para bebés.

Nosotros llevamos un arsenal de compotas, estas que vienen en sobres, nos vinieron muy bien durante el vuelo y los primeros días que hizo presencia el jet lag. De todas formas, sí que debo admitir que en el momento del viaje Noah seguía con la lactancia materna y me quedaba tranquila si algún día no comía bien.

Si sus niños toman leche de continuación lo tienen fácil, llevar la cantidad que consideren. El agua la pueden comprar en cualquier sitio, incluso pedirla. Si por el contrario beben leche normal como nos pasa con Noah, en esos días se pueden moldear un poquito y que beba la misma que ustedes.

Y si son exquisitos porque nuestro enano quiere su Puleva (nos pasó en esta última escapada, que compramos de continuación y no hubo forma) fuimos a la sección de niños y compramos una exclusiva para niños.

Si ya son más mayores y comen de todo lo tienen más fácil todavía, en los restaurantes tienen cosas que comerían en casa como arroz, pollo, sopas o ramen (pedirlo sin picante) y en las tiendas pueden comprar yogures, frutas y verduras como ya decía arriba.

blog-familia-jones-8

Equipaje

Esto considero que es muy subjetivo, pero si viajan con mochila como es nuestro caso deben meter lo necesario (a más cosas más peso) por lo tanto, hemos aprendido a vencer los y si…

Nosotros llevamos lo justo y como allí tienes la opción de lavandería vamos lavando por el camino, y en el caso de Noah, sí que llevamos una mochila de 70 litros de apertura delantera, para no tener que vaciarla al completo cuando necesitemos algo del fondo.

Podemos asegurar que cabe todo lo necesario para el niño. Desde sus pañales (llevamos 190 pañales, contando 10 para cada día) toallitas, zapatos, hasta su ropa. Siendo ésta tan pequeña pueden permitirse llevar mudas extras y más si hace calor que no paran de sudar. Ahh y también solemos llevar unas toallas de secado rápido para cada uno.

Lo añado en esta parte, pero es necesario llevar un adaptador internacional para los enchufes y preparense para tener el mejor wifi, ni un solo problema oye!!

-0-

Esto sería más o menos como empezar o qué saber para preparar un viaje a Japón. Sé que me extiendo bastante, pero no quería que la información se quedara a medias. De todas formas, si tienen alguna pregunta o algo no les quedó claro, aquí estamos, pregunten sin problemas.

Con respecto al transporte, no quería profundizar demasiado porque pretendo hacer un post explicando cada detalle, nuestra ruta, como ir desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad, aplicaciones y como moverse por Japón.

Esperamos, de verdad, que les guste y que les sea de utilidad. Y si realmente, es así, nos ayuden a llegar a más familias compartiendo nuestro post.

blog-familia-jones-10

Muchas gracias y disfruten de este puente, besos de la FamiliaJones.

Anuncios

8 thoughts on “¿CÓMO ORGANIZAR UN VIAJE A JAPÓN EN FAMILIA?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s