LA VUELTA A CASA DESPUÉS DE VIVIR LA EXPERIENCIA MÁS ALUCINANTE DE NUESTRA VIDA…

IMG_4078

Han pasado unos días desde que volvimos y aún no somos conscientes de lo vivido. Ahora estoy aquí, sentada, escuchando una canción preciosa, que repite a modo mantra que la vida hay que vivirla, pero siempre contigo.

No sé ni por dónde empezar sin parecer la tía más cursi, pero éstos tres meses fuera de casa han significado un cambio, un cambio de vida, de verla y de afrontarla.

Me siguen irritando las mismas cosas, las mismas personas y las mismas injusticias. Sigo siendo obcecada, mi cachorro sigue en su timidez y Ayoze con la edad tiene igual de agradable que de cascarrabias (la vejez no perdona).

Pero hay algo, algo que ni tú ni el que tenemos al lado verá y es lo que nos ha hecho sentir, que durante éste tiempo, vivamos el sueño de una vida.

Read more

SI EMOCIONA PENSARLO, IMAGÍNATE HACERLO

El 7 de julio del 2010 Ayoze y yo empezamos a vivir juntos, todavía recuerdo la primera noche, durmiendo en un colchón en el suelo porque apenas habíamos tenido tiempo de montar la cama que compramos en Ikea, de rebajas y con esfuerzo.

Mentiría si no dijera que los dos primeros meses fueron muy duros… ¡vaya que si lo fueron! Nunca antes habíamos llevado una casa, lo que trabajábamos era para nosotros y los primeros diez días del mes ya habíamos gastado el sueldo de un mes.

Nosotros vivíamos muy cerquita de mis padres, así que como conservaba las llaves de mi casa aprovechaba para ir a la despensa y robarle latas de atún.

Read more

CUMPLIENDO UN SUEÑO

240_f_79484850_uasmrk82snuejlwkykrlcqc8hejo0xol

Quiénes me conocen no les será nada extraño lo que voy a contar, puede sonar exagerado, pero llevo queriendo cumplir éste sueño desde que tenía 6 años.

Explicaré el porqué de mi afán. Cuando era pequeña tenía una especie de obsesión con unos dibujos, los repetía una y otra vez sin parar (me solía y suele pasar con frecuencia).

Mi madre terminó por grabarlos en cinta (sí aquélla cinta negra enorme) y me enseñó a poner el vídeo. Según me despertaba los fines de semana me preparaba mis dibujos y me podía pasar horas viéndolos.

Read more