TERCER DIARIO, CUMPLIMOS EL SUEÑO DE MI VIDA, CONOCEMOS EL MACHU PICCHU…

20170620_111031

Si soy totalmente sincera, nunca me imaginé estar escribiendo ésto. Les ha pasado desear algo con todas sus fuerzas y cuando lo cumplen no se lo creen, eso mismo es lo que he sentido yo.

Ésta noche no he podido dormir, no he parado de desvelarme para mirar el reloj del móvil y aunque tenemos las alarmas programadas tanto en el de Ayoze como en el mío, no puedo dejar de sentir nervios y emoción por lo que nos espera en apenas unas horas.

Creo que puedo pasar la línea de la sinceridad, pero me he puesto hasta malilla del estómago y no me ha quedado más remedio que salir al baño. Aquí ya ha empezado mi odisea y digo ésto, porque en el hostal de Ollantaytambo el baño está fuera, son casonas antiguas y tanto las habitaciones como los servicios están alrededor del patio.

Imagínense en plena noche con un frío gélido, tener que salir por fuerza mayor y al abrir la puerta y ver el panorama, pensar -me lo hago encima- yo no salgo, que aquí me matan y nadie se entera.

Como me daba mucha pena despertar a Ayoze me armé de valor y con la linterna del móvil me puse en marcha. La encantadora señora del hostal tiene crías de cuys y están justo al lado de nuestra habitación.

Son muy asustadizos y a nada que oigan un ruido se ponen a correr como locos, al oírme no sólo corrieron se pusieron a gritar, casi me da algo, ya ésto es mucho para mi cuerpo, así que volví corriendo a la habitación y no me quedó más remedio que despertar a Ayoze.

El pobre se quedó vigilándome o (eso pensaba yo) desde la puerta de la habitación enfocando con la linterna del móvil.

Mientras estaba en el baño respiraba tranquila, ¨cálmate Yanira¨ tienes a tu hombre vigilando por si pasa cualquier cosa, a nada que vea se les echa encima y te salva jajajaj

Cuando salgo mi querido marido ¡¡¡¡¡¡NO ESTABA!!!!!! yo lo mato, juro que lo mato, el trayecto más largo de mi vida jajajaj

Cuando llego a la habitación me dice tan tranquilo, -vine a coger el suéter es que hace un frío- ¿no es para matarlo? Por amor se pasa frío, hambre, sueño y lo que toque, que casi se me paraliza el corazón cuando no lo vi.

Ya una vez dentro y segura, al ver que en dos segundos Ayoze se volvió a dormir lo miraba de reojo pensando, éste lo despeño yo por el Machu Picchu.

¿Cómo puede dormirse con tanta facilidad? Que yo estoy hasta descompuesta…

Al final después de mucho desearlo sonó la alarma del despertador, a mí me cuesta horrores levantarme de la cama, soy de las que siempre alarga cinco minutitos más, pero en éste viaje soy la que despierta a todos.

Por la noche ya habíamos dejado las mochilas preparadas. Como íbamos a quedarnos un día en Aguascalientes decidimos que era mejor llevar dos mochilas pequeñas, una con todas nuestras cosas importantes y otra con una muda de ropa para cambiarnos.

Las grandes se las dejaríamos a la señora del hostal y pasaríamos a recogerlas al regreso.

Para no despertar a Noah tan temprano, lo dejé preparado por la noche y mientras yo dejaba todo listo Ayoze le hacia el cao (leche con gofio y una pizca de cola cao) y así se lo llevábamos calentito en el termo.

Según le fuimos a poner la manta abrió los ojos y lo primero que dijo fue ¨Mami tren¨tiene obsesión con los trenes y aviones.

Una vez todo listo y bien abrigados, salimos camino a coger el tren. Nuestro hostal está muy cerca de la plaza, y la estación está a unos 10 minutos caminando. Como íbamos con tiempo y yo creo que por los nervios teníamos ganas de caminar, nos dimos un pequeño paseo.

20170620_061639

Muchísima gente caminando hacia la estación y nosotros pensando que éramos los únicos.

Los billetes de tren ya los habíamos comprado desde casa junto con la entrada a la ciudadela de Machu Picchu.

El tren se coge tanto en Cusco como en Ollantaytambo, si eligen la primera opción, tarda una media de tres horas en llegar, si por el contrario, escogen salir de Ollantaytambo, en una hora y media ya estarán en Machu Picchu pueblo, lo que se conoce como Aguascalientes.

Cuando llegamos a la estación, al tener un niño menor de 36 meses debíamos ir a la boletería de la compañía, en nuestro caso era IncaRail, para registrar a Noah y así quedara constancia de que viaja en el tren.

IMG_0883

IMG_0882

Ésto se hace porque los niños menores de 36 meses no pagan billete (no tienen derecho a asiento), pero en el momento de hacer la compra hay que especificar que se viaja con un bebé y se debe estar con media hora de antelación para hacer el registro.

Una vez hecho todo el papeleo, nos revisan pasaporte y boletos, pasamos dentro de la estación. Encontramos un sitio en la pequeña sala de espera y aprovechamos para desayunar, Noah su cao mientras los allí presentes no le quitaban ojo y nosotros un chocolate caliente (no me entraba más nada en el estómago) por el módico precio de 15 soles/4€ cada uno.

20170620_061951

A los 20 minutos nos llamaron, ya era nuestro turno. Qué ilusión más grande, pensando que era la única y aseguro que se podía ver la emoción de cada uno de los que iban en el tren.

El tren estaba genial la verdad, ponen música peruana para ambientar y dan un tentempié. No sabría decirles cuántas nacionalidades había en ese vagón, parecíamos la ONU, pero qué bien poder conocer a gente de otros lugares y compartir ilusión.

Todos te invitan a su país, quieren saber de ti, es tan guay. Eso sí, justo enfrente de nosotros, se sentaron una pareja de alemanes que mucha gracia no le debía hacer los niños, porque cada vez que Noah abría la boca lo fusilaban con la mirada.

20170620_083847

Imaginen un enano de medio metro, de dos años, con un piquito de loro… que cada piedra, árbol, agua, vaca, alpaca y lo que él se inventaba le hacia gracia y lo repetía a modo mantra hasta que cayó rendido del sueño.

Cuando se durmió vimos que los alemanes se relajaron. Menos mal que no lloraba si no…

Es lo que tiene ir con niños, por regla general encantan y abren muchas fronteras, pero hay otras veces que a los padres nos miran como si llevásemos al mismo Satanás en brazos. Entendemos que si llora todo el tiempo puede ser molesto, pero ver a un niño riendo y señalando por la ventana emocionado, nos parece hasta adorable, pero bueno, éstas cosas también forman parte de los viajes.

Durante el trayecto no sé ni cuantas veces le conté a Ayoze la misma histora…

-Yanira me lo contaste antes, -¿en serio? – sí, en serio. Es que cuando estoy nerviosa me da por hablar, como Noah, pero sin señalar y claro… al que tengo al lado lo taladro con tanta conversación.

Después de tanta verborrea llega la primera parada en hidroeléctrica, aquí se bajan los que van a llegar a la ciudadela de Machu Picchu caminando. Y prácticamente el vagón se queda vacío y pierde el encanto que tenía, más que nada, que nuestros acompañantes brasileños eran muy simpáticos.

Y si ya le tenía ganas a Brasil, una vez te hablan de las cosas bonitas de su país, más ganas te despiertan.

La última parada era la nuestra y al fin ya estábamos en Aguascalientes. Según sales de la estación nos encontramos un laberinto a modo de mercadillo, como era muy temprano los puestos todavía no estaban abiertos, bien, así no me distraigo con nada, vamos a lo que vamos.

20170620_085748

20170620_085739

Lo primero que hicimos fue comprar los billetes de bus para llegar a la ciudadela. Sí llegas a Aguascalientes, pero todavía falta un pequeño tramo hasta llegar a Machu Picchu.

Nos ponemos en la cola, compramos nuestros boletos ida y vuelta y nos vamos camino a buscar nuestro hostal para dejar todas nuestras cosas e ir ligeros a la ciudadela.

IMG_0821

Mientras preguntábamos a un señor si nos podía indicar por dónde quedaba la calle del hostal, conocimos a una señora de Arequipa que viajaba con su familia para conocer Machu Picchu. Nos propuso juntarnos a su familia, coger un guía y de ésta forma nos salía más económico.

La verdad es que nos puso en un compromiso. Al ir con un niño, preferíamos coger un guía para nosotros solos aunque ello supusiese pagar más, pero de ésta forma vamos a nuestro ritmo.

Quiénes sean papis y lean ésto sabrán de lo que hablamos. Mami pipí, mami galleta, mami agua, mami cógeme, mami juega…

No dejan de ser niños y eso de estar quietos aguantando la charla, en nuestro caso por lo menos, es tarea imposible.

La señora se puso tan insistente y aunque le explicamos las razones, insistió más aún, asegurando que ese no era ningún inconveniente, ellos se adaptaban a nosotros.

Así que cerramos trato, por 25 soles/7€ cada uno tendríamos guía durante dos horas. No se imaginan lo contenta que se puso la señora, nunca nos dijo el precio al que se los dejaba a ellos, pero imaginamos que debió ser bastante bueno, puesto que ella iba la mar de contenta.

Fuimos a buscar nuestro hostal y quedamos en vernos en 20 minutos, al final se convirtieron en 30, pero es que casi no encontramos el hostal. En Aguascalientes es todo en pendiente, muchas escaleras y los hostales están escondidos en la misma piedra.

Ayoze me miraba con cara de ¨¿dónde viniste a coger Yanira?¨ la verdad que el acceso era bastante feo, pero una vez llegamos y vimos la habitación se disiparon las dudas.

IMG_0864

IMG_0841

Estaba genial, una habitación limpia, baño privado, desayuno (sencillo, pero bueno), televisión con salida usb (no se imaginan lo que agradecemos ésto para los dibujos de Noah), estaba bastante cerca de todo, eso sí, el wifi iba fatal.

Dejamos nuestras cosas y sólo llevamos una mochila con provisiones, protector solar y agua.

Nos reencontramos con la señora, pedimos disculpas por la tardanza y nos ponemos en la cola para coger el bus. Los buses no tienen horario, te subes cuando quieras y lo mismo al regreso.

En el bus nos dimos cuenta que la señora era el libro de petete, pero en versión inca. Cuánto sabía esa mujer, en serio, alucinamos con ella, aunque no en todas sus teorías estábamos de acuerdo. En el bus también conocimos a unas chicas, una de Porto Alegre, Brasileña y la otra chilena, jajaja viajaban juntas y no se entendían, pero eran tan simpáticas…

Y ellas al contrario que nosotros, sí le discutían a la señora y ésta, parecía no gustarle mucho que la contradijeran. Entendemos el amor por el país de cada uno, pero lo que está claro que amor no quita conocimiento.

Según vas creciendo aprendes dos cosas, de política y religión mejor ni hablar, cada uno tiene su punto de vista y la verdad… que yo sólo estaba pendiente de si en cada curva que daba el bus se podía ver Machu Picchu.

Llegó el momento de bajarnos, colocamos a Noah en la mochila y después de estar todos listos nos fuimos a la entrada. No se imaginan la cantidad de gente que había allí concentrada. Hubiese sido perfectamente perfecto si fuese para nosotros solos, pero como no soy Gloria Estefan, pues… me conformo con verlo aunque esté abarrotado.

20170620_124749

Nuestro guía quería hacer bien su trabajo y según pasamos el control de entradas, hay unas placas conmemorativas a las familias que allí vivieron después de que los incas abandonaran por miedo a que descubrieran la ciudadela los españoles y otra para Hiram Bingham, el descubridor de Machu Picchu.

Las placas estaban muy bien, pero de verdad que me moría de ganas de seguir por el camino y ver ya con mis ojos Machu Picchu. El camino provisional, que no es el real que utilizaban los incas, es bastante empedrado y al haber tanta gente (entre ellos japoneses que sacan fotos hasta a una hormiga) pues más tensión tenía en mi cuerpo, qué desesperación, qué ganas de verlo ya.

Cuando al fin seguimos el sendero y se deja ver, ¡ohh dios mío! ¡Qué alucinantemente bonito! En serio, ¿cómo? ¿Cómo lo hicieron? Si ya antes tenía un mar de dudas, después de haberlo visto creo que es el misterio más increíble que existe. Y yo que soy así de cursi y boba, pues me dio por llorar.

20170620_105022

La energía que allí se respira, no la he sentido en mi vida y a pesar de estar lleno de gente, no le quita encanto alguno. Pensé que ésto era cosa mía, pero prometo que Ayoze estaba igual o más emocionado que yo.

20170620_104959

20170620_105236_003

No mentimos si decimos, que hay que verlo antes de morir, Perú es increíble, pero hay que admitir, que Machu Picchu es de los lugares más especiales que hemos tenido la suerte de conocer. Ya lo he dicho, nos falta tanto mundo por ver, pero… lo que allí sentí dudo que lo sienta en otro lugar.

20170620_105225

20170620_105550

No mentimos si decimos que es un destino caro, porque lo es. Le sacan mucho beneficio a ésta gran maravilla y aunque en un primer momento se nota en el bolsillo, es el dinero mejor invertido de mi vida.

Una vez ya en la ciudadela quería grabarlo todo al detalle, pero es que puede ser más bonito, da igual el ángulo, se ve precioso igualmente.

20170620_104308

20170620_122632

El guía quería seguir explicando, cuánto más rápido lo haga, más visitas puede hacer en el día y más dinero gana, pero claro, no todos los días estás ante una maravilla así.

La explicación la hacia francamente bien, pero como era de esperar, Noah veía tanto verde y sitios por dónde jugar que no nos dejaba atender como es debido. Y siendo totalmente sincera, la historia me la he leído tantas veces en mi vida, que al contrario de lo que yo pensaba, sólo nos apetecía corretear por Machu Picchu.

Además, ésto ya es un poco crítica, pero la señora se había vuelto algo mandona y quería controlarlo todo. En ese momento nos miramos y dijimos, es Machu Picchu vamos a hacer lo que nos apetece y que la señora gobierne a los suyos.

Le pagamos al guía por apenas 20 minutos de explicación, de los cuáles, atendimos 10 y nos despedimos de la señora y su familia y aprovechamos el día descubriendo la ciudadela.

Fue un día para el recuerdo, Ayoze corría detrás de nosotros mientras nos escondíamos por cada rincón, Noah se lo pasó tan bien, no paraba de reírse. ¿Recuerdan los japoneses de antes? Pues a ellos se unieron un grupo de coreanos, cuyo guía hablaba español con acento andaluz y le hicieron un book de fotos y videos a Noah. Le ponían las cámaras y móviles en las mismas narices jajajaja y eso no le hizo mucha gracia.

20170620_121950

20170620_114247

20170620_113540

20170620_121019

 

Ellos al verlo con cara mala leche les parecía simpático y más lo grababan. Así que Noah estará en el recuerdo de muchos álbum de familias coreanas y japonesas.

Después de recorrer de arriba a abajo, de un lado a otro Machu Picchu y pasar uno de los días más especiales que hemos vivido como familia, nos volvemos a Aguascalientes. La cola para coger el bus era infinita aunque bastante rápida.

20170620_124743

Llegamos a Aguascalientes compramos unos bocadillos vegetarianos, a Noah ya le llevaba su comida preparada en el termo y nos fuimos a la habitación.

Nos dimos una ducha y comimos como campeones, mientras intentábamos mandar fotos del día a la familia, con un wifi que iba a pedales.

¿En serio? El día que más ilusión nos hace mandar fotos y no había forma, 40 minutos tardó en llegar…

Después de descansar un poco nos fuimos a conocer Aguascalientes y aunque las opiniones no eran muy buenas en los foros, nosotros tenemos que decir, que nos gustó mucho, le vimos encanto.

La plaza en medio de un acantilado verde… Qué pena que en éste viaje no vayamos a visitar el amazonas, porque tiene que ser increíble. Lo bueno de dejar cosas pendientes, es que hacen replantearte la idea de volver, y llegar a Puerto Maldonado, es una de ellas.

IMG_0856

Ya de noche nos fuimos hasta el mercadillo cerca de la estación y aquí tengo que decir, que me creía yo muy lista con mi súper arte para el regateo y en Perú no se me está dando muy bien la cosa. Son duros muy duros ehh, que yo en Marrakech era la reina del buen precio.

20170620_175147

Terminamos el día cenando algo de nuestras provisiones, ya que no tenemos mucha hambre y nos vamos a dormir, mañana cogemos el tren de vuelta a las 10:30 de la mañana.

A las 6 ya estamos en pie, nos preparamos y bajamos a desayunar, como todavía es temprano para ir a la estación decidimos dar una vuelta por Aguascalientes. Los trenes de carga estaban llegando, así que Noah nos hace estar un buen rato viendo como cargan y descargan la mercancía, ya ven qué divertido, pero tiene tanta obsesión con los trenes que hacemos un poco la vista gorda y nos gozamos todo el transporte de mercancías de Aguascalientes.

IMG_0842

IMG_0870

Al final, después de irnos a regañadientes con su consiguiente llanto recogemos nuestras mochilas y cogemos el tren rumbo a Ollantaytambo.

IMG_0872

IMG_0839

A la vuelta el tren tardó algo más porque hizo unas paradas técnicas, así que llegamos al mediodía. Teníamos bastante hambre y el día pintaba movidito. Comimos un menú del día por 15 soles/4€ cada uno, en un restaurante recomendado por Tripadvisor.

IMG_0890

IMG_0888

IMG_0889

Una vez terminamos nos fuimos al hostal para recoger nuestras mochilas. La señora nos dio mucha pena, no quería que nos fuéramos y nos regaló una alpaca de llavero para que la recordáramos.

20170618_102539

Nos despedimos y nos fuimos hasta la plaza para coger un colectivo que nos llevara hasta Cusco. Tuvimos mucha suerte y justo en el momento que llegábamos salía uno. Nosotros vamos con dos mochilas de 50 litros, de ahí nuestro poco glamour al vestir y una de 70 litros para todas las cosas de Noah, junto con las dos de mano (llevamos una con provisiones y la otra con todo lo importante).

El colectivo llevaba a dos alemanes y una chica peruana, la maleta iba llena así que tuvimos que llevar nuestras mochilas encima. Parecíamos auténticos gitanos.

En el camino recogió a una pareja y a tres señores más… lo mejor de todo es que uno de esos hombres pidió hacer una parada en Urubamba para comprar pan para venderlo en Cusco.

Vamos a especificar que el pan de aquí son como ruedas de camiones, tal cuál, y el hombre compró cinco bolsas y en cada bolsa iban como diez panes, bueno… imagínense el panorama. Íbamos 12 en el colectivo más nuestras mochilas encima, más las cinco bolsas de pan tamaño rueda camión y a todas éstas jajajaja el alemán que iba al lado del panadero tenía los panes pegados a su oreja, su cara era un cuadro.

Después de un rato de trayecto la chica peruana tenía que hacer un encargo, así que pararon en el arcén a que viniese una conocida a recoger el encargo, pero claro, la conocida no llegaba y ya el conductor se impacientaba y eso que era la mar de amable. Y en el colectivo sólo se oía, -pues timbréala para que no tarde más mujer , y la mujer, – ya la estoy timbreando (llamando por el móvil) señor- al final, la amiga apareció y nos pudimos ir todos tan contentos hasta Cusco.

Ésta vez el colectivo no nos dejó en Pavitos, nos dejó en la plaza cerca a dónde nos alojábamos, pero como estábamos un poco perdidos preguntamos a un policía y unos hombres me hicieron un corrillo para darnos la mejor ubicación.

Lo mejor al ir cargados era coger un taxi por 4 soles/1€ (según el cambio ese día), como estaban en feriado y las calles estaban cortadas nos debía cobrar un sol más. Después de experimentar como conducen en Cusco, llegamos a nuestro hostal.

20170623_152309

Cosas que nos gustaría saber…

-Si va a quedarse en Ollantaytambo recomendamos quedarse cerca de la plaza, es donde está todo el ambiente. Cerca de la estación hay buenos hostales, pero de noche es una zona muy oscura.

-Llegar hasta Machu Picchu supone un gran desembolso. Hay alternativas económicas para llegar, entre ellas, ir en un bus hasta hidroeléctrica y subir caminando hasta la ciudadela de Machu Picchu. Ésta alternativa no la vemos factible para ir con niños, si no cuentan con suficiente tiempo y lo más importante, si no tienen buena condición física. El terreno es escarpado y en pendiente, agota tan sólo pensarlo.

Si eres de las personas que te gusta el pateo, existen alternativas para hacer el camino inca, aunque eso no implica que sea económico.

Si por el contrario, quieren hacer la visita como todos los turistas deberán comprar billete de ida y vuelta en tren, ya sea desde Cusco o Ollantaytambo.

Hay dos compañías que tienen el monopolio, una es Perurail y otra es IncaRail. Ambas tienen trenes muy buenos, con un atendimiento exquisito y un precio no muy asequible para el trayecto que recorre. Aquí les dejo ambos enlaces, PERURAIL y INCARAIL.

Nosotros nos decantamos por IncaRail porque salíamos desde Ollantaytambo y es el que ofrece más alternativas en lo que se refiere a horarios. Los precios son similares en ambas compañías, no vimos una diferencia abismal como nos advertían en los foros. Eso sí, dependerá del tipo de tren que elijan.

El más caro es el vistadome porque tiene ventanillas en el techo. Si están preparando su viaje y llevan un bolsillo holgado, es una alternativa a tener en cuenta, pero nosotros fuimos en la clase executive de IncaRail y estuvo genial, además, si van temprano entre el frío de fuera y el calor del vagón se empañan los cristales y al final poco ves.

El trayecto es bonito, pero desde nuestro punto de vista no para gastarse un dineral por llevar ventanas en el techo.

Nosotros pagamos 851 soles/230€ por el trayecto de ida y vuelta para nosotros dos, puesto que Noah al ser menor de 36 meses no paga, pero tampoco tiene derecho a asiento.

-Una vez lleguen a Aguascalientes (recomendamos hacer noche si cuentan con tiempo) lo ideal sería quedarse en un hostal. Los precios debido a la zona en la que está son algo más caros, pero se pueden encontrar cosas económicas. Lo mismo que en el punto anterior, si cuentan con un bolsillo desahogado pueden quedarse en el hotel que se encuentra en la misma entrada a Machu Picchu, pero como no es nuestro caso, les recomendaremos el hostal Casa Ananta por un precio de 78 soles/21€ la noche, lo cogimos a través de Booking.com

-Para llegar a la ciudadela es necesario coger un bus desde Aguascalientes hasta Machu Picchu, como pasa con los trenes, aquí también es una compañía la que tiene el monopolio. El trayecto no dura más de 20 minutos y el precio es de 174 soles/47€ ida y vuelta para dos personas (Noah tampoco pagó nada, pero no tenía derecho a asiento).

El boleto para los buses no se puede comprar en internet, se compra directamente en Aguascalientes y no tienen para pago con tarjeta, aunque digan lo contrario y vean las pegatinas de mastercard, NO TIENEN.

-Las entradas a Machu Picchu la compramos desde la página oficial, aquí les dejamos el enlace ENTRADAS MACHU PICCHU, nos salieron 555 soles/150€ la entrada básica.

-Si contamos que para llegar a Machu Picchu tuvimos que coger un vuelo hasta Cusco 796 soles/215€ los tres, (puesto que Noah sí paga los vuelos), más el colectivo a Ollantaytambo, los trenes, hostal en Aguascalientes, bus a la ciudadela y entradas, ir a Machu Picchu dos adultos y un niño menor de 36 meses supone un total de 2484 soles/671€ sin contar lo que gastamos en comer ni las boberías que compramos de recuerdo.

-Sabiendo cómo funcionan las cosas por aquí, hubiésemos llegado a Cusco y comprábamos tanto el tren como las entradas sobre la marcha, los precios eran más económicos que haciéndolo por la web. Lo mismo pasa con los buses para moverse por Perú, nuestra experiencia es ir cogiéndolo sobre la marcha son más baratos, compañías seguras y te da la posibilidad de hacer un viaje más flexible. Y no se preocupen siempre van a tener alternativas para no quedarse en tierra.

-Para aquéllos que son papis y pretenden venir con sus niños, el carro no es buena alternativa, las calles son empedradas y en el caso de Machu Picchu sería impensable, mejor una mochila dónde cargarlo.

-O-

Sé que éste diario es muy largo y espero que no se les haga muy pesado, pero es que cundió para mucho. En el siguiente tenemos mucho que contar, un enfrentamiento con el hostal en Cusco nos hace sacar nuestra peor parte, lo que no nos pase a nosotros…

Esperamos de verdad que les guste y si es así, nos ayudarían mucho compartiéndolo así podemos llegar a más familias.

Y no nos despedimos sin antes decir MIL MILLONES DE GRACIAS por acompañarnos, estamos muyyyy contentos, gracias de verdad!!

Nos vemos pronto!!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s